Entradas

Cuando tu vida es una Bendita Locura

Sí. Mi vida es una Bendita Locura. Muy, muy loca. Y me encanta. Vamos por partes. Que… ¿dónde he estado todo este tiempo? Pues trabajando. Mucho y en muchas facetas. Llevo unos meses que no he parado. Bueno sí que lo he hecho, obligada por una caída por unas escaleras, de cuyo nombre no quiero acordarme, porque aún tengo la rodilla derecha dolorida. Pero bueno, son gajes del oficio, oficio de quien no para de hacer cosas y trabajar cada día para conseguir ser una persona nueva y renovada constantemente. En definitiva, una Bendita Locura.

He estado ensayando mucho para la obra que hemos interpretado con la compañía de Rosa Castro en el Teatro Echegaray, “Lorca: Destino Nueva York”; me fui de vacaciones a Madrid y ha tocado trabajar… y mucho. Pero ya de nuevo estoy por aquí. Con la sesión de Bendita Locura, una tienda de ropa y complementos que apuesta por firmas malagueñas principalmente. Conocí a Teresa a través de Instagram y me encantó el estilo que tenían muchos de los conjuntos que mostraba. Así que surgió la química y así la sesión con marcas (como no podía ser de otra manera) de Málaga. Son tres propuestas muy diferentes: una más alocada y refrescante para este terral que ha llegado en verano. Otra, más casual pero con un toque original. Y tercero, una más romántica perfecta para soñar una noche de verano. ¿Jugamos con la moda malagueña? Pues nos marchamos al entorno del Muelle Uno en Málaga para sentir esa luz especial que se refleja en este lugar. Quiero agradecer como siempre la colaboración de Carmen Solís por este estilismo con toque guerrero que tanto nos gusta a las dos. Y por supuesto a Aurora Madrid por sus preciosas fotografías.

  1. Top de Dezencia Clothing

Dezencia Clothing se trata de una marca malagueña especializada en ropa y complementos para salir de la monotonía. Este top es alegre, cruzado en el pecho y sienta de maravilla. Ideal para disfrutar de una vida llena de colores. Lo combiné con unos pendientes grandes dorados.

Carmen Moreno con Top Dezencia Love Málaga

Carmen Moreno con Top Dezencia Love Málaga

Carmen Moreno con Top Dezencia Love Málaga

Carmen Moreno con Top Dezencia Love Málaga

  1. Falda mostaza con camiseta de Orange Beard

Las camisetas de esta firma malagueña son para gente que se aleje de lo común. Están confeccionadas 100×100 algodón y sus estampados son muy originales. Como curiosidad pueden usarse unisex. Elegí ésta en concreto que homenajea a Picasso. Los pendientes también son de Bendita Locura con un guiño a los 80.

Carmen Moreno con camiseta Orange Beard Love Málaga

Carmen Moreno con camiseta Orange Beard Love Málaga

Carmen Moreno con camiseta Orange Beard Love Málaga

Carmen Moreno con camiseta Orange Beard Love Málaga

 

  1. Vestido Torbellino de Lunares

Y para finalizar un vestido largo de estampado floral. Pertenece a la última colección de este verano de la también empresa malagueña Torbellino de Lunares. Un conjunto muy especial por su escote barco y el tejido que se adapta a cualquier silueta, marcando curvas pero sin acentuar demasiado.

Carmen Moreno con vestido Torbellino de Lunares Love Málaga

Carmen Moreno con vestido Torbellino de Lunares Love Málaga

Carmen Moreno con vestido Torbellino de Lunares Love Málaga

Carmen Moreno con vestido Torbellino de Lunares Love Málaga

Bendita locura se encuentra en calle Oviedo, Fuengirola y podéis ver todo esto y mucho más en su perfil de Instagram. Es un negocio fruto de un sueño, el de Teresa, quien ha arriesgado mucho por hacerlo realidad. Una nueva emprendedora que he conocido en mi camino y a la que seguro volveré a encontrarme en muchas ocasiones. Por cierto, ¿con cuál de los tres conjuntos os quedáis?

Gracias por estar ahí.

Love Málaga

Peinado: Carmen Solís Estilista

Fotografía Aurora Madrid

Inauguración Olimara en calle Cisneros

“Sentir que es un soplo la vida, que veinte años no es nada”, cantaba Gardel. Y es que los años pasan y con ellos los sueños, las metas, los objetivos cumplidos o no. Más cerca de los 30 años de andadura alberga ya en sus sienes la firma de moda femenina Olimara. Una empresa malagueña que surgió ante el deseo de expresar el amor a la silueta de la mujer andaluza y para exaltar sus curvas. Nada que ver con otras firmas rectas y sobrias que imponen un estilo que quizás, poca relación tienen con nosotras, las bañadas por el sol del sur y el mar mediterráneo. Y en esa andadura familiar, andan metidas las hermanas Peña, Tamara, Olivia y Sonia,  que continúan la labor iniciada por sus progenitores con toda la ilusión del mundo.

A pesar de los años, andan con un brillo especial en los ojos, como el que tenía Olivia Peña, gerente y diseñadora de Olimara en la apertura de su tienda número ocho, en la calle Cisneros de Málaga capital. Un espacio de 70 m2 donde los clientes tienen a disposición las nuevas colecciones de la firma Olimara, que ahora cuenta con su segunda línea de fiesta Rose. Y en ese momento especial estuvo Love Málaga.

olimara

Esta tienda se suma a las otras siete que tienen en Andalucía y será la primera en pleno centro de Málaga. Y es que si nos paseamos por la provincia Olimara alberga puntos de venta propios en Fuengirola, Torremolinos, Marbella y dos en Málaga capital, añadiendo uno en Úbeda y otro en Granada. Pero es más, en estos treinta años la expansión ha sido nacional e internacional. Desde Málaga, está presente en el territorio nacional a través de una red de  más de quinientos puntos de venta multimarca. Y fuera de España, también utiliza este tipo de distribución en numerosos países, entre ellos Irlanda, Portugal, Italia, Alemania, Austria, Francia, Inglaterra, Canadá, Grecia… y continúa inmersa en su plan de expansión internacional con un proyecto en Centroamérica, según nos contaba Olivia Peña.

 “Cualquier mujer que tenga un vestido Olimara, sabe que está hecho en España y en Málaga. Las curvas de una mujer española, no tienen nada que ver con las asiáticas, por ejemplo. Tenemos nuestra propia fisonomía. Y nosotros queremos realzarla”, explica Peña. Y es que sus talleres son malagueños, están en el polígono Guadalhorce; el diseño, el patronaje… todo se confecciona con puntadas salerosas. Y principalmente, femeninas. La empresa ha hecho una apuesta por empoderar a la mujer, no sólo en sus creaciones, si no también ofreciendo puestos de trabajo en sus distintos departamentos al sector femenino.

Y ¿cuál es la propuesta de Olimara para esta temporada primavera-verano? “Hemos apostado por el amarillo, el rojo, azulones, siluetas muy marcadas, mucho volante, escotes barco enseñando hombros, flores grandes… todo muy femenino. Sobriedad, no es tanto nuestro estilo. Vestimos a una mujer atrevida con carácter que pisa fuerte este verano”, destaca Olivia Peña.

olimara

olimara

En el nuevo espacio en calle Cisneros se encuentran gran variedad de estos modelos. Como el resto de locales sigue el concepto, donde conviven las dos líneas de la firma, Olimara y su segunda línea Rose, que se caracteriza por ofrecer diseños exclusivos idóneos para las eventos más especiales.

¡Vestidos con los que entran ganas de ir rápido a cualquier evento! Yo he visto algunos para mis presentaciones jajaja. Y es que me identifico mucho con la  mujer Olimara. Una mujer muy femenina, coqueta, alegre, activa que se siente a gusto con lo que hace y con lo que viste; con curvas. Sus tallas más vendidas son de la 42 a la 46. ¡Y realizan tallaje hasta la 52! Eso es de agradecer, cuando mides más de 1´73 y naciste con silueta de guitarra, andaluza, por supuesto, y tus prendas van desde la 38 a la 42, según le venga al fabricante  y te queda todo corto, corto, corto jajaja.

olimara

En definitiva, se trata de una mujer extrovertida que quiere compartir y celebrar la vida en cada momento. Tal y como realizó todo el equipo de Olimara que vivió intensamente esta jornada de inauguración. Desde Love Málaga tan sólo nos queda desearles mucha suerte en esta nueva aventura del camino a una gran empresa malagueña.

Love Málaga

Violeta Vergara, moda para mujer desde Málaga

Decía Coco Chanel que “para ser irremplazable, uno debe buscar siempre ser diferente”. Tener un estilo propio que te identifique y que muestre al mundo tu manera de sentir y transmitir. En definitiva, es lo que en el fondo de nuestro ser buscamos todos. Ser únicos en un planeta con millones de personas. Por desgracia, en la moda cada vez somos más productos de serie. Y no sólo en la moda. Es un consumo más y adquirimos las prendas y accesorios que nos venden grandes firmas a escala global. Y luego somos pequeños autómatas que vestimos igual y que al final representamos el papel que la industria quiere que tengamos tanto hombres como mujeres. Pero dentro de esa homogeneidad, hay pequeños creadores que se las ingenian para sacar su propia identidad y mostrarla al resto y contagiarnos de su manera de ver la vida. En Málaga hay grandes diseñadores consagrados y otros que se están abriendo paso. ¿Recordáis el post de Langhor Clothing? O ¿De Naveta? Pues hoy os hablo de Violeta Vergara.

Casualidades de la vida (o no) conocía a Pablo Verdugo, pareja de la diseñadora Almudena Lisbona y cofundador, en mi trabajo cubriendo una noticia. Me habló del proyecto y quedé fascinada porque han creado desde cero y desde Málaga una firma de ropa que elaboran desde los bocetos a papel hasta la confección de cada una de las prendas. Se trata de pocas unidades lo que le otorga un toque de exclusividad y distinción sumado a la calidad de las telas, algo que en los tiempos que corren se nota mucho.

Según Almudena y Pablo necesitarían 40 horas al día para poder hacer todo lo que imaginan ya que están involucrados al máximo en Violeta Vergara, su apuesta por made in Málaga. Tras comenzar con un blog y después de unos meses desde enero muy duros por el lanzamiento, continúan su expansión. ¿Os apetece conocer esta historia? Aquí su entrevista.

Love Málaga: ¿Cómo surge el proyecto Violeta Vergara?

Violeta Vergara, Almudena Lisbona: “Yo había estudiado Asesoría de Imagen, Pablo es aficionado a las Redes Sociales, a temas de blog y teníamos muchas ganas de hacer algo juntos. Siempre habíamos tenido la idea en mente de hacer algo de ropa propia. Pero pensábamos que no teníamos medios, dinero y sin conocer nada. Era como algo muy ambicioso. Aunque del riesgo salen muchas iniciativas también, pero eso nos frenaba. Pues con esa idea dijimos vamos a hacer un blog de moda, que nos gusta y vamos a ir probando. Le ponemos el nombre que nos gustaría que tuviera nuestra firma, hablamos de tendencia y de vez en cuando en nuestros looks pues metemos alguna prenda que confeccionemos y así comprobamos qué ocurre, qué aceptación tiene”.

Violeta Vergara, Pablo Verdugo: “Eso fue hace casi dos años. Comenzamos sin presión. Cuando vimos que teníamos una pequeña comunidad, lanzamos nuestras primeras prendas”.

AL: “Sí, fue para ver qué pasaba. Sin grandes propósitos. A ver qué pasaba. Y a la gente le gustó. Era gratificante ver qué a los seguidores les gustaba lo que hacíamos”.

dsc_0556

LM: Realmente ese era el objetivo ¿no?

AL: “Sí, es ese. Nos alimentaba las ganas, nos daba las fuerzas necesarias para seguir. Hasta que ya un año después continuó la expansión”.

PV: “Porque al año ya la gente preguntaba dónde puedo comprar la camisa, la falda, cuánto cuesta, hay punto de venta…”

LV: En ese momento, comprobáis que Violeta Vergara necesitaba dar un paso más en su historia de marca ¿no?

AL: “Ya la gente no sabía si podían comprar las prendas o no. Si era sólo un blog de moda. Si teníamos tiendas en Málaga. Y ahí ya nos planteamos en avanzar en nuestro sueño. Ya hemos comprobado que tenemos seguidores, un nombre que reconoce el público que empieza a sonar. Y construimos lo que hoy es la marca Violeta Vergara”.

PV: “De hecho la idea inicial fue poder trabajar en talleres externos pero es muy complicado. Porque desde los talleres nos pedían mínimo 50, 60 unidades y nosotros somos ediciones limitadas y no nos podíamos arriesgar. Ahí comenzamos a ver los pormenores de esta industria. Por ejemplo, las telas. Nos obligaban a adquirir 300 metros de cada tela que para confeccionar un modelo, pues tendríamos que invertir más de 10.000 euros. Fíjate si nos saldría inviable”.

LM: ¿Son diseños totalmente vuestros?

AL: “¡Claro! Partimos de mis diseños que pasan siempre por el filtro, la opinión de Pablo porque es muy crítico y luego él por su cuenta idea la imagen que vamos a proyectar. Cada uno realiza una faceta”.

violeta vergara

LM: ¿Es difícil abrirse camino en el mundo de la moda?

AL: “Sí. El primer obstáculo fue el tema de los talleres. Primero no confían en ti, eres marca nueva, no eres nadie. Te piden un número de prendas inviable para cualquier marca emergente. Y luego es el tema de las telas. Es que en España está todo enfocado para empresas ya consolidadas y que ya conocemos todos. Entonces valoramos que era más rentable poner nuestro propio taller y confeccionar nosotros mismos los artículos que hacer una colección en un taller externo. Pensamos que era menos arriesgado comprar máquinas y el alquiler de un local pequeño que hacer una super colección sin tener constancia de que si luego se iba a vender toda. Así teníamos el control de todo”.

PV: “Es que diseñar es una tarea, fabricar otra y vender, una más. Y nosotros controlamos todo. Somos autosuficientes. De esta manera decidimos hacer pocas unidades y ofrecer así al cliente exclusividad en las prendas. La mujer Violeta Vergara sabe que viste algo diferente  porque la gente está cansada de ir siempre igual, cortada por el mismo patrón. Son 5, 10 unidades de cada prenda, lo que nosotros decidamos”.

LM: ¿Cómo realizáis el proceso de fabricación? ¿Dónde adquirís las telas? Porque habéis tenido que aprender todo este proceso por vosotros mismos.

AL: “Así ha sido. Nosotros tenemos distribuidores de la India. Nos gusta mucho trabajar con tejidos naturales, con mucha caída y aquí es complicado encontrar lo que busco. En Málaga, compro muchos tejidos lisos pero los estampados los busco fuera para que tenga ese toque de originalidad. Que no vayas a encontrar esa tela de una falda Vioelta Vergara en un vestido que una señora ha llevado a una modista de Málaga, ¿entiendes? Es categoría para la marca”.

PV: “Además todavía en Andalucía hay trabajo por hacer en cuanto estar al día con las telas. Llegan tarde por decirlo de alguna manera. Ahora se están introduciendo las telas de sudaderas, por ejemplo. Y hay que moverse mucho fuera para encontrar lo que te gusta y quieres que tenga tu cliente.  Encuentras mucho para flamenca, fiesta y hogar pero no de algo más casual”.

violeta vergara

LM: Controláis todas la fases del proceso de creación. Aquí hay mucho trabajo de investigación ¿no?

AL: “Han sido y son horas y horas delante del ordenador investigando. Días que pasan y no encuentras nada y otro que de repente, tienes la tela que buscabas”.

PV: “Y a veces es frustrante que veas algo que quieres y no te lo quieran vender porque eres una marca que está surgiendo. Te lo niegan porque te piden un volumen de compra muy grande. Incluso nos han cancelado con comerciales citas el día antes. Pero nosotros seguimos adelante con toda la ilusión del mundo que tenemos”.

LM: ¿De dónde viene el nombre Violeta Vergara?

AL: “Este nombre tiene un porqué (sonríe). De pequeña siempre estaba con mis muñecas haciendo vestidos, ropa… porque mi familia ha estado relacionada con la confección y la costura. Y yo le hacía vestidos a mis muñecas con retales. En unos Reyes pedí un busto para peinar y maquillar. Me la trajeron y yo le puse de nombre Violeta. Y para mí pasaban las horas con ella volando. La peinaba, la maquillaba… Y significó mucho en mi niñez. Cuando crecí, empecé estudios de imagen, de peluquería, maquillaje…. En ese curso, en la entrega de los materiales me dieron un busto para practicar. Y cada uno, tenía una referencia que era un nombre y la mía era Violeta. Y yo me quedé asombrada. Fue un momento que pensaba que me veía en la misma situación de niña, formándome y trabajando por mi sueño. Significó el comienzo de algo importante. Una corazonada. Luego Vergara es la unión de varios apellidos de las familias. Yo me llamo Almudena no Violeta. Pero que yo contesto”.

LM: ¿Qué os dice la familia?

AL: “Al principio no lo entendía, no sabían si funcionaría. Ahora nos apoyan mucho. Mi madre es fundamental. Es muy joven. Ella está muy metida en el mundo de la moda, le gusta. Y en momentos de duda, en el que yo no veo las cosas claras recurro a ella y siempre me ayuda. Me aclara muchas cosas. Porque a veces nosotros mismos nos presionamos para hacer todo rápido y no, funciona así. Te bloqueas. Y la familia es fundamental para ese apoyo que necesitas. Yo como funciono mejor es en el propio taller cogiendo las telas, la pasamanería e ir creando en la propia mesa. No abuso mucho de los bocetos”.

LM: ¿Dónde está vuestro taller?

AL: “Está en Vélez-Málaga. Y tenemos a una persona empleada que es mi tía que tiene mucha experiencia en la confección en tiendas de novia. A parte es un pilar muy bueno y nos da seguridad. Estamos muy tranquilos con ella. Y hacemos un gran equipo. Además mi familia está en Vélez y aunque ahora resido en Torremolinos, no me importa volver a mi tierra, jajaja”.

LM: Y ¿Cómo es vuestro volumen de trabajo?

PV: “No trabajamos con colecciones fijas para sacar en cada época del año. Tenemos una producción peculiar. Es continúa. Cada dos semanas sacamos cosas nuevas. Así vemos que es lo que gusta más”.

LM: ¿Cuál es el estilo Violeta Vergara?

AL: “El estilo es casual. Son diseños elaborados de manera artesanal pero que sean muy ponibles. Que una chica lo pueda llevar una tarde. Tiene notas bohemias. Mucho, hombros descubiertos, espalda descotada que es seña de identidad. Que favorece y es muy sensual. Es ropa relajada, suelta. Que la chica que lleve la prenda se sienta cómoda, guapa y femenina. Sabiendo que es exclusivo. Es difícil cruzarte con otra mujer que lleve tu misma camisa. Porque son sólo cinco y una se ha vendido en Galicia, otra en Madrid, dos en Barcelona y otra en Málaga. Son prendas combinables y el punto especial de tu look para mezclar con otras de fondo de armario”.

violeta vergara

LM: ¿Qué tipo de cliente tiene la marca?

PV: “Es muy variado. Inicialmente creíamos que iba a ser un público muy joven el que adquiriera el producto. De 25- 35 años. Y ahora encontramos a mujeres de 45 años que tienen poder adquisitivo y nos compra”.

LM: ¿Cuál es vuestra meta?

AL: “Uf… no tenemos techo. Tenemos mucha fantasía”.

PV: “Queremos vender a todo el mundo. Nos estamos preparando para vender al extranjero. Y hacer un gran desfile con otras firmas, showrooms… y engancharnos a todo lo que salga. Desde hace unos meses Almudena ya se dedica a tiempo completo a la firma y estamos avanzando así muchísimos en nuestro sueño”.

No llegan a los 30 y han tenido la fuerza de comenzar una iniciativa de esta envergadura desde Málaga. Hay muchas inversiones económicas, de esfuerzo, de emoción. Pero esta pareja de vida que llevan ocho años conviviendo ha dado un paso más.  Juntos han adquirido otro compromiso, que es su proyecto empresarial, quizás su proyecto de vida. Con una criatura que se llama Violeta Vergara. En la web encontráis todas las prendas, algunas con descuentos. Y ya podemos decir que en Málaga tienen un punto de venta en pleo centro, en Mery Peace Closet en calle San Juan nº1. Mucha suerte desde Love Málaga. ¡Os seguimos la pista!

Love Málaga

Fotos cedidas por Violeta Vergara