Entradas

Un poeta de la música: el malagueño Miguel Pérez

“La música es el corazón de la vida. Por ella habla el amor; sin ella no hay bien posible y con ella todo es hermoso”. Esta frase del pianista y compositor austríaco del siglo XIX, Franz Liszt, nos viene muy acorde a esta jornada. ¡Buenos días familia Love Málaga! Esta frase nos habla del amor, perfecta, para el Día de los Enamorados y por otro, nos hace referencia a la música. Y hoy precisamente os traigo a un gran artista malagueño, muy reconocido. Compositor y pianista, como Liszt. También romántico, como él. De hecho, Miguel Pérez saca hoy al mercado su último trabajo discográfico, Siroco que supone un canto al amor. Cada nota de su piano acaricia una historia de amor entre Lanzarote y Fuerteventura. Aunque en sí, es una metáfora de la historia de amor que está viviendo Miguel Pérez en primera persona. Por la mañana, de lunes a viernes, en Fuerteventura, desde hace seis años, se dedica a enseñar y contagiar a los adolescentes su pasión por la música. No es tarea fácil, aunque se divierte mucho. Y como un superhéroe del piano, por la tarde, se transforma, escribe, se inspira y se dedica realmente a lo que le apasiona.  ¿Puede haber una entrevista más romántica para el día de hoy? Yo os digo que no. Love Málaga se acerca a la genialidad de Miguel Pérez.

Love Málaga: Miguel, tu extensa trayectoria tiene un origen muy curioso y poco conocido, porque comienzas con una formación en el Conservatorio en Tuba.

Miguel Pérez: “Sí, realicé mis estudios en el Conservatorio Superior. Obtuve el título de profesor de Solfeo y de Tuba. Pero el piano es el instrumento con el que me expreso”.

LM: ¿Por qué la música? ¿Herencia familiar?

MP: “La verdad es que se trata de una necesidad que surge y late fuerte. Y uno, no tiene más remedio que expresarse con la música. Porque quizás, por otra vía me cuesta”.

LM: Por tanto, esta manera de expresión nace desde muy temprano y por eso decidiste volcar tu vida en la música.

MP: “Sí, porque a parte de una necesidad era mi forma más clara de comunicarme con el mundo”.

LM: Tu primer contacto, los comienzos, se remontan a la Banda Juvenil de Música de Miraflores y Gibraljaire.

MP: “Empecé ahí tocando la tuba (ríe). Estuve 15 años tocando. Ahí fue donde sonaron mis primeras partituras. Tuve la suerte de que la Banda de Miraflores estrenara mis primeras composiciones”.

LM: Y ya en los 90 compones para diferentes formatos: radio, televisión, cine, teatro y por todo el mundo ¿no?

MP: “Es una etapa muy fructífera. De repente, empiezo a hacer mucha música de cámara, cuartetos de viento, de saxofones, clarinetes… Eran como ejercicios que iba haciendo para encontrar mi música; para encontrarme a mí mismo”.

miguel pérez

LM: Llega un momento muy especial. Obtienes el primer premio en el décimo Certamen de Malagueñas en 1994 con Pasión Vega.

MP: “Sí. Anita, porque antes de Pasión Vega, la conocíamos todos como Anita; era compañera del instituto. Imagínate, imposible no parar de hablar de música cuando estábamos juntos. Yo hacía música y ella cantaba. Y nos presentamos al concurso. Yo tenía un montón de malagueñas compuestas y fueron los padres de Anita quienes nos animaron a presentarnos. Y ganamos. Escribí la letra y la música. Ella interpretó como sabe, de manera magistral. Fue un punto de inflexión en mi carrera».

LM: ¿Tu familia siempre te apoyó, Miguel?

MP: «Sobre todo mis padres. Veían que yo tenía muchas cosas que decir con la música porque era la forma de expresarme que tenía y tengo. Y ahí estaban ellos. Se sentían muy orgullosos de tener a una persona tan creativa en la familia».

LM: Formas diferentes orquestas y grupos…

MP: “Después de toda la música de cámara pensé que sería bueno experimentar y que un grupo tocara mis composiciones. Era la Miguel Pérez Consort con miembros de la Banda de Miraflores. E hicimos muchos conciertos monográficos y grabamos un disco en 1999, Deus Meus, que financió Turismo Andaluz, con mucho éxito y que recogió una selección de algunas marchas de Semana Santa de mi autoría pero con formato diferente, no para banda si no para grupos de cámara, en instrumentaciones inusuales en la música de Semana Santa. Y gustó mucho. Por otro lado, también hice bastantes conciertos con un grupo de tangos Che Camerata, que ya desapareció. Hacíamos tanto estilo tradicional, tango nuevo y composiciones originales del líder del grupo Ariel Hernández, muy conocido en Marbella. Fue una experiencia muy bonita. Estuve 11 años con ellos”.

LM: Pero antes, en el 98, llega el primer premio en el II Concurso Nacional de Composición de Marchas Procesionales Maestro Perfecto Artola.

MP: “Me llevé el premio sin esperármelo. Y con ese dinero me compré el piano para hacer la gira con el grupo de tanto (ríe). Así fue. Aún lo conservo”.

LM: ¿Siempre te sentiste atraído por las marchas y la Semana Santa?

MP: “Se trata de un mundo peculiar. Hay que tener una sensibilidad diferente. Yo la Semana Santa la viví muchos años en la Banda de Miraflores. La veía como una manifestación artística importante y luego no sé, fue algo extraño. Cuando se estrenó mi primera marcha, que era un crío y vi la aceptación que tuvo en la comunidad cofrade, me hizo acercarme a ella con más ímpetu. Me sorprendió. Y conseguir emocionar a toda esa comunidad me daba curiosidad y por eso seguí en ella”.

miguel pérez

LM: Las marchas son composiciones que llegan al corazón ¿no?

MP: “Lo importante es que te tocan la fibra. Yo lo tengo claro el día que yo haga una composición y no llegue a alguien, paro de escribir y me planto”.

LM: Pero Miguel, ¿cómo se plantea el componer una marcha? Porque sabes que se va a sentir en la calle, viva, con miles de personas, acompañada de toda esa liturgia tan fascinante que tenemos en Málaga. ¿Estos factores no presionan?

MP: “En la marcha de Jesús Cautivo que es una de las más sonadas, la melodía principal se me ocurrió paseando por la calle y la iba tarareando. Ni la grabé. Y al llegar a casa, me puse con el piano, la escribí y la arreglé. Pero fíjate, se me ocurrió paseando por la Gasolinera de Las Chapas. Se me vino la inspiración visualizando en mi cabeza la Semana Santa de Málaga. Y es que cuando me pongo a componer, veo vídeos, imágenes y me meto en el ambiente de la procesión porque eso me ayuda a estar en sintonía. Así lo hago”.

LM: La sintonía del programa radiofónico de Canal Sur, Bajo Palio, tuya también.

MP: “Sí, me la encargó en su día Miguel Ángel Blanco que era el director del programa y se estrenó en 1994, yo tenía 18 añitos. Y tres años después, me llamaron para colaborar tocando el piano, en directo, y me pareció tan original la idea que allí que fui”.

Contribución a la Semana Santa Malagueña

Por su contribución a la Semana Santa con su música, Miguel Pérez recibió en 2014 un homenaje en forma de monográfico en la Sala María Cristina con la Banda de Música de la Archicofradía del Paso y la Esperanza que interpretó algunas de sus obras. “Para mí fue un detallazo porque yo estaba perdido en Fuerteventura y me llamaron para darme el homenaje.  Fue un momento muy emocionante. Además viniendo de personas de la tierra, de mis paisanos”, explica el artista.

LM: Ahora hablamos de tu carrera en solitario. Tus discos, una faceta más de tu extensa y variada carrera.

MP: “Es la faceta en la que estoy y que creo que es en la que me quedaré. Con el piano. Con el sonido con el que más me identifico y actualmente sólo quiero hacer música para  piano. Es donde mejor me muevo y más cómodo me siento. Y se ve más claro lo que yo quiero decir con la música”.

LM: Tus discos son: Biotza, Oporto, Amanay y a partir de hoy Siroco.

MP: «Siroco está grabado en enero en Sevilla, con mucha ilusión, estoy muy contento. Rodeado de grandes personas. Tengo un productor, mi amigo Adolfo Langa. Un ingeniero de sonido que es un fuera de serie, Héctor Pérez. Lo hemos grabado en el mismo estudio de Amanay, Mercury Galilea de Bormujos y lo mezclamos en Mundo Sinfónico. Somos un equipo y la música sale sola. Y la suerte de que la portada maravillosa la firme mi amigo el artista malagueño José Luis Puche”.

siroco

LM: Y ¿qué nos va a transmitir Miguel Pérez con Siroco?

MP: “Bueno Siroco es un disco que escribí en abril y mayo de 2016. Es el disco que he compuesto más rápido. Tiene un regusto romántico porque es una historia de amor entre Lanzarote y Fuerteventura, metáfora del momento sentimental que estoy viviendo. Una etapa muy bonita con una persona muy especia”.

LM: ¿Por qué Siroco?

MP: “El disco ha sido bautizado por la persona a la que está escrito y dedicado. Los nombres de mis discos tienen siempre un significado. Biotza por ejemplo significa corazón, el primer disco, autofinanciado y pretendía reflejar mi sinceridad con mi música. Luego con Oporto, pretendía transcribir el sabor de este vino. Después, Amanay es una palabra aborigen majorera que significa agua de vida y es un homenaje a Fuerteventura”.

Si queréis comprar el disco Siroco, a partir de hoy, 14 de febrero, Día de los Enamorados, podéis entras en su web www.miguelperez.es y a partir del 1 de abril estará en distintas plataformas digitales.

Pero Miguel Pérez tiene otras facetas. Una escondida, es la escritura. En 2005 presentó en el Ateneo de Málaga, Cincuenta poemas mal peinados y el año pasado una novela, El Cuarto Baño, que llevaba 16 años escrita. Y como hombre de cultura, también bebe del teatro. En noviembre, estrenaba la obra La Señorita Julia, una adaptación libre de Johan August Strindberg, escrita por Marcella Brignole en Ronda con su música. «Normalmente una obra de teatro no tiene música, sólo ambientación sonora. Por eso era un reto y ahí tenía que estar yo», comenta.

Love Málaga: ¿Y qué nos puedes decir de ese triunvirato desde Málaga con Nacho Artacho y José Antonio Delgado?

Miguel Pérez: “Este trío nació por el año 2004, yo estaba trabajando como pianista con Nacho. Y a partir de ahí, conocí a José Antonio y unimos las letras de Nacho, las composiciones de José Antonio y mi piano. Salieron cosas muy bonitas. Cuando me fui a Canarias desapareció La Bocana. En agosto pasado revivimos aquello en El Pasadena después de tantos años separados. Tenemos en mente hacer un disco en verano y recuperar esa esencia».

miguel pérez

LM: ¿Y hacia dónde irá esta carrera de Miguel Pérez tan prolífica?

MP: “A estas alturas, sólo donde yo me encuentre a gusto. Donde pueda hacer la música que me gusta. Acepté la apuesta por el teatro porque me demostraron un respeto enorme hacia mi música y mi forma de entenderla. Tengo muy clara la música que quiero escribir a día de hoy”.

Y es que a estas alturas de su carrera y de su vida, sabe que su fuerte es la sinceridad, en el más amplio sentido de la palabra. Su música es honesta, sin artificios, aunque suene a tópico poético. Pero es que realmente es así. Miguel es un poeta de la música, un Machado del piano, instrumento con el que describe el mundo de las emociones a la perfección; el universo de sus emociones vividas. Como él nos ha contado, es su forma de transmitir, de comunicarse. Y ojalá desde Love Málaga podamos compartir muchos años de su sabiduría musical y de esta manera de hablarle al mundo tan romántica que tiene Miguel Pérez. Mucha suerte con Siroco.

Love Málaga

Malagueña salerosa: la copla y María Lozano

No es canción, se llama copla,

y cabe dentro la vía,

que la copla es el querer

que se llama Andalucía.

 

Aunque para los que saben de SEO, este comienzo no es muy bueno para la entrada en el blog, pero tenía que empezar así  familia de Love Málaga. Se trata de la letra de la canción Proclamación de la copla, letra del gran Antonio Burgos y música del, también grande, Carlos Cano. Una exaltación a este género tan andaluz que vivió un revulsivo para encajarlo en el mercado musical de nuevo en el lugar que se merecía y que estos dos genios, entre otros artistas, se encargaron de hacer desde mediados de los ochenta. Pero, otro revuelo, también en la copla, que la popularizó entre las distintas generaciones gracias a la pequeña pantalla fue el programa autonómico “Se llama Copla” que el próximo año cumple 10 temporadas. Hoy hablamos de la Málaga Cantaora. Os traigo una malagueña que destacó por encima de todos por ser “salerosa, valiente y con garbo”, como la describía Pive, uno de los integrantes del jurado del popular concurso. Ella es María Lozano. A partir de su paso por este espacio, su vida cambió, pero su esencia no. María sigue siendo la misma y ahora vais a descubrirlo en una entrevista muy sincera de esta artista para Love Málaga.

Love Málaga: María, ¿cómo ha sido este 2016 para ti?

María Lozano: Este año he estado trabajando en un nuevo proyecto. En mi espectáculo que hemos trabajado mucho que ha sido Couplería. El cuplé, la bulería, la copla, el flamenco una mezcla de todo fusionado y llevado a escena para mí, con los mejores músicos del mercado como son Víctor Valledo al teclado y con la dirección musical; Juan Heredia a la percusión y a la batería; coros y a la guitarra, Lolo Ortigosa. Hemos trabajado todo el verano juntos. También he estado trabajando haciendo colaboraciones con otros compañeros de Se llama Copla en diferentes puntos de Andalucía para seguir cantando a la copla. Después promocionando y mostrando al público mi disco. Un trabajo que saqué yo sola que se llama Mis mejores momentos. Que surge para mostrar esos momentos especiales en forma de canción en estos 9 años que llevo en televisión. Son las canciones que el público me ha pedido en cada uno de los conciertos, muy diferentes. Por ejemplo están Mis cinco toritos negros, Torre de arena, El Romance de Zamarrilla, tema que adoro… Y es que no he parado porque además estoy dando mis clases en la escuela que fundé y dirijo en Ciudad Jardín que se llama “Dando el cante”.

LM: Vemos que te ha cundido el año.

ML: Sí mucho. Y como siempre me gusta estoy en todo metida, además he grabado varios singles  de un amigo que es autor. Junto a su hermano forman un dúo de grandes músicos. Son canciones inéditas y hemos creado Fusiona2. Son sencillos que pronto verán la luz, ¡te doy una primicia! Porque además encontraréis una María Lozano diferente. Llevo una parte roquera, desgarradora, melódica. Un registro muy distinto.  De hecho, hemos rescatado un tema con el que participamos hace 9 años en el Festival de Andalucía  celebrado en Benalmádena en el Auditorio La Paloma y ganamos el primer premio con Humo. Ese single que sacaremos en breve, cambiado pero precioso. Lo vamos a hacer a lo Beyoncé. Ofreceremos el disco poco a poco para que disfruten cada tema.  Ya tenemos hasta el videoclip.

maría lozano

LM: Con este trabajo veremos a una María Lozano en otro género completamente diferente, ¿por qué?

ML: Carmen, yo amo la copla. Couplería me tiene loca pero necesito mostrar también cómo siento la música. Este trabajo de singles va a ser muy yo, muy cómo siento la música a través de estos grandes artistas. Mezcla de Pastora Soler, Malú, Manu Carrasco y yo María Lozano. Con música y letras muy buenas. Y a moverlo mucho por salas y teatros. Eso sí, esto lo llevamos nosotros, Paco, Jesús y María. Es un proyecto muy personal con ganas de que llegue a todo el mundo. A sus casas, al coche, al móvil… no va a ser algo puramente comercial. No tenemos prisa.

LM: Durante todos estos años desde tu salto a la fama, puedes decir que no has parado de trabajar. Aunque ya ha pasado mucho tiempo…

ML: Empecé en septiembre de 2007 y finalicé un 23F de 2008, no se me olvida. 10 años ya casi. Me he casado, he tenido un niño, he trabajado mucho…

LM: ¿Cómo te ha cambiado la vida en este tiempo?

ML: Muchísimo. Al principio todo fue un boom. Después de las primeras ediciones de Operación Triunfo se calmó todo ese fenómeno. Pero llegó Se llama copla y de nuevo esa fuerza del público. Yo trabajaba de auxiliar de seguridad en Málaga. Compaginaba mi trabajo con mis conciertos y galas. Tenía proyectos de futuro, necesitaba cubrir gastos y el mundo de la música es muy difícil. En ese momento estaba aburrida de intentarlo. Me había presentado a Operación Triunfo, en Málaga a concursos. Y de repente, mi madre me llama al trabajo, que me había apuntado en un programa de la tele, algo de copla en Canal Sur. Yo me presento al casting, sin muchas ganas porque no tenía suerte en estas cosas. Le pedí a una amiga para que me cubriera dos horas en el trabajo para quitarme el uniforme, ponerme un vestido y asistir a la entrevista que era cerca en un hotel de Málaga. Y lo primero que me dicen es que no tenía pinta de coplera para nada, Pive y Josemi. Que tenía cara de “guiri”. Pasé al segundo casting. De nuevo, mi compañera, Pili, me hace el favor, voy a Sevilla. Y pasé al tercero. Que tiene tarea. También en Sevilla. Me voy en coche y en Estepa se queda el coche parado. Yo pensando “esto es una señal de Dios que no quiere que vaya porque no voy a pasar”. Cogemos un taxi y a probar suerte. Una audición de muchas horas, de mucha espera, muchos nervios. Y cuando dijeron mi nombre, me quedé sorprendida. Y lo que yo jamás iba a pensar es que llegaría a la final del programa. Pedí un mes nada más de excedencia en el trabajo al principio porque lo veía difícil.

 maría lozano

LM: Y comienza la fama también. ¿Cómo es ese momento de pasar del anonimato, tu vida sencilla en Málaga a encontrarte con una multitud de fans?

ML: Recuerdo el principio. Yo iba en el AVE con otros compañeros y les decía: oye, nos están mirando mucho qué hemos hecho, por qué nos están mirando. ¿Lo conocemos de algo? Y era que ya éramos parte de ellos, nos reconocían. Era raro. A mí me sigue dando vergüenza, sobre todo si voy acompañada con personas que no están relacionadas con mi mundo artístico. Y sobre todo, si estoy en la calle en mi rutina. Pero siempre intento atender a todo el mundo con cortesía. Lo que no me gusta es que a veces la gente se inventa cosas, especula con tu vida, crean historias que no son ciertas. Yo no les hago caso.

LM: ¿Cuál es tu meta, tu sueño?

ML: Trabajar dignamente con mi música, cantando. Siempre con mi familia porque me cuesta mucho separarme de ella. Por ejemplo, en octubre estuve en Lanzarote y se vino conmigo mi marido. Generalmente, me acompaña mi amigo David que es como un hermano. Y prefiero que nuestro hijo se quede con su padre. Y se echa mucho de menos a la familia. Pero se coge una la maleta y se hace con gusto.

LM: Es una vida sacrificada ¿no?

ML: Claro que sí. Yo trabajo mucho en verano que es cuando todo el mundo tiene vacaciones y eso te hace por ejemplo, no coincidir con amistades. Algunos lo comprenden y otros no. Se quedan a tu lado los mejores. Te subes a un escenario durante dos horas pero quizás llevas 12 horas de viaje, ensayos, maquillaje y a 300 kilómetros de tu casa. Pero eso no se puede notar.

LM: Puedes decir que eres una mujer que lleva las riendas de su vida.

ML: Sí, te lo cuento ahora y digo “no paro”. Yo he tenido rachas donde sólo me encargaba de subirme al escenario y cantar, me lo llevaban todo. Pero no me sentía bien, no controlaba nada. No me sentía satisfecha. Es cien por cien, sello mío. Mi identidad. Para llegar a este punto he llorado, sufrido, me han engañado y ganaron dinero a mi costa. Y hace muchos años, un paisano nuestro, Manolo Sarriá me dio este consejo: “si tú puedes llévate a ti misma porque nadie te va a querer a ti misma”. Así que aprendí y decidí apostar por mí yo misma. Y el público apuesta por mí y yo por ellos porque trabajo con mucho amor.

Concierto Especial de Navidad

Además María Lozano vivió uno de los momentos más emotivos del año, el pasado 19 de diciembre. Fue el día en el que ella ofreció su primer Concierto de Navidad. María había participado en muchas zambombas pero no había disfrutado una suya. El evento completó el auditorio Edgar Neville de la Diputación Provincial de Málaga a beneficio de Cudeca y  en él ofreció un recital de sus mejores villancicos con su toque flamenco y por otro lado, mostró el arte de los alumnos de su Escuela de Música. Para mí fue también muy especial porque tuve el honor de presentar el evento y compartir tanta emoción y tanto talento malagueño esa noche.

 cudeca

cudeca

Pero María Lozano no para. Recientemente ha sido elegida por el público del programa “Qué pechá de tarde” de la televisión local de Torremolinos, de Nadir Audiovisuales,  como la mejor voz de Málaga. Sin olvidar su familia. Apoyando a su marido en su empresa con unas nuevas instalaciones de su estudio de cocina en Ciudad Jardín. Porque ella como en todo en la vida, se entrega hasta el límite de sus posibilidades y logra compaginar todo. Demuestra que es una mujer valiente y fuerte. Ella es capaz de ser esa gran artista que llega a las 3 de la mañana a casa y está llevando a las 8 a su hijo al colegio. Y es que tiene tres amores en su corazón: su hijo, su sobrino y la música. No podría vivir sin ellos. De hecho, por ellos, ha dejado de fumar desde hace 5 meses. Llevaba 14 años con el vicio. Pero tomó la decisión. Era lo único ante lo que se sentía débil y no ha podido con ella. Porque todo lo que se propone lo consigue.  A la descripción de Pive de “salerosa, valiente y con garbo”, yo le añado y “guerrera”. Una artista del siglo XXI. Una mujer del siglo XXI.

Love Málaga

Fotos cedidas por María Lozano y Cudeca