Entradas

El momento perfecto para ser lo que tú quieras

Este 2020 ha sido el año de la sacudida de cimientos. Os cuento que yo viví un terremoto personal con una magnitud muy grande en 2016. Ahí me cuestioné muchos aspectos de mi vida, aunque en este punto de mi biografía, no temía perderla o que algún familiar o amigo lo hiciera. Sensación que hemos tenido estos meses.

Todos coincidimos que 2020 nos ha obligado a frenar en seco. Sabemos que cuando se produce esa conmoción, golpea fuerte por dentro y destruye ciertos pensamientos y valores que se habían cristalizado en forma de patrones automáticos. Porque sí. Nos hemos dado cuenta, algunos más que otros, que la mayoría del tiempo íbamos con un papel aprendido lleno de matices y etiquetas con las que no nos identificábamos realmente pero que nos daban la sensación de pertenencia a un grupo, a un estatus social, a una forma de presentarnos ante el mundo…

En mi caso, presenté síntomas al inicio de la pandemia. 5 semanas de 2020 encerrada sola, completamente sola en casa, me hizo reflexionar mucho. Pasé mi cumpleaños aislada. Sentí ansiedad por estar encerrada en apenas 80 metros cuadrados. Sentí la desolación como un nudo en la garganta pensando en si esto iría a más y si todo se acabaría sin haberlo visto ni venir. Sentí miedo. Pero no por sufrir. Si no por haberme perdido tantas experiencias que aún me quedaban en la vida.

Pensé y sentí mucho. Entre toda esa incesante actividad, llegué a comprender que elegí ser periodista y actriz, porque con una única vida no me vale. Ansío entender tanto este mundo que necesito como respirar, evolucionar y tener un concepto mucho más amplio de mí, sobre todo de ti y de lo que nos rodea. Es simplemente Amor por la vida, Amor por quién soy y quienes me rodean. Por transitar este camino desde el respeto y la empatía que te aporta el conocimiento de las emociones y leyes que mueven el mundo.

De ahí la importancia que ha tenido en mi vida el Amor. Este 2020 me ha hecho ver que mi búsqueda externa del amor en los demás, mediante su aprobación constante en mis trabajos y proyectos o en una pareja que me ayudara a ser quien quiero llegar a ser, era un camino equivocado. Porque cuánto más he buscado fuera, más energía he perdido dentro y más me he desviado del foco de mi verdadero objetivo: entregar lo que soy a la vida.

Os confieso que de manera inconsciente he ido postergando lo que es más auténtico para mí: CREAR.  Por ejemplo, no me pongo a escribir las miles historias para guiones, obras de teatro o libros que se me ocurren. Me freno yo solita a través del “total yo no tengo las herramientas suficientes para hacerlo”; “esto al final no va a salir bien” o “no va a interesar”.

Otro ejemplo, no me enfrento a proyectos de gran envergadura porque eso conlleva salir de mi zona de confort y tomar decisiones que pueden dar el giro de 180º que al mismo tiempo, ansío en mi vida.

Y tercero, y no menos importante, el inconsciente siempre ha acabado llevándome a relaciones o intentos de relaciones con hombres a los que he estado mendigando amor en plan “yo soy muy fuerte y puedo ayudarte con todo en tu vida. Mírame, qué buena soy y qué gran partido”. Porque en el fondo estaba más cómoda ahí que soltando y confiando que llegara un hombre que verdaderamente me valore y ame por ser únicamente “yo”. Sin momentos heróicos.

Así que este 2020, me ha hecho plantarme. Y caminar por senderos de un bosque oscuro al que ya le veo la luz.

Conclusiones: esta soy yo. Al menos por ahora, porque considero que estamos en continua transformación y eso es lo bello de la vida.

1. Una mujer con aparente serenidad pero que lleva por dentro un ser visceral, fuerte pero a la vez muy vulnerable. Sí lo admito, y esto lo haré pocas veces, necesito protección y alguien en quien apoyarme.

2. Soy transparente. Si me importas te diré las cosas muy claras, a veces hasta demasiado.

3. Soy leal a mis principios y a mis compromisos. Ser coherente y honesta con lo que siento es lo que me hace caminar con tranquilidad.

4. Aunque me den miedo, adoro las aventuras, salir de la rutina y vivir la vida llena de colores, aromas y sabores.

 

 

5. Soy impaciente porque considero que mañana es tarde. Este año nos ha enseñado lo efímera que es la vida. Que viene algo, te rompe los esquemas y se acabó.

6. Soy pura ilusión y pasión, me encanta trabajar en equipo y crear familia porque considero que juntos podemos hacer que un proyecto llegue más lejos.

7. Creo en el amor para toda la vida porque creo en el trabajo de dos personas conscientes que se respetan y admiran todos los días. Aunque te pelees y tengas puntos de vista diferentes.

8. Soy independiente y autosuficiente. Aunque admito que a veces necesito una mano segura que me diga “vamos agárrate fuerte que no pasará nada”. Eso también está bien. No soy menos válida por ello. Pero yo soy la única responsable de mi felicidad. Nadie tiene que llevar esa carga ni vivir a la altura de mis expectativas. Y hasta yo he logrado superar esas suposiciones. ¡Aleluya!

9. Soy imperfecta. Cometo errores y los asumo. No tengo que hacer todo de 10 y llegar al máximo siempre. Porque la vida es así: suficientemente imperfecta.

10. Soy una disfrutona de la vida. Busco disfrutar de cada proyecto en el que participo, de cada momento con mi familia y amigos, de mi soledad.

Con estos aprendizajes de 2020 comienzo a caminar en 2021. Más consciente. Más libre. Preparada como una niña ilusionada la mañana de Reyes. Más abierta a nuevos comienzos. A fluir con lo que puedan traerme estos próximos meses. Amando mucho. Con mis metas profesionales y personales. Caminando. Porque como diría Machado “ (…) hace algún tiempo en ese lugar// donde hoy los bosques se visten de espinos// se oyó la voz de un poeta gritar// caminante no hay camino// se hace camino al nadar (…) ” .

 

Gracias a Rafersan Estudio Creativo por su arte en la fotografía por buscar la delicadeza en esta sesión tan íntima que creamos. Y a la colaboración de Mayka Cuevas, amiga y alma creativa también, que nos ayudó en esta bonita mañana de diciembre de 2020.

¡Feliz Año, amigos!

Carmen Moreno

Ricardo Llamas y las claves para emprender desde Málaga

Los miedos. Las dudas. Sentimientos que afloran cuando iniciamos nuevos proyectos. Nos bloqueamos. Pensamos si seremos capaces. Si saldrá bien. El qué dirán. Le damos el poder a otros a quienes realmente ni le importamos. Y llega un punto en el que toca elegirte a ti. Pero con determinación. No vale medias tintas en plan hoy sí, mañana… ya veremos. No. Así no vale. Para conseguir tus sueños, hay que trabajar con tenacidad y constancia. Y Ricardo Llamas sabe mucho de esto. A base de esfuerzo y pasión por lo que hace ha construido su propia historia. ‘Yo no nací sabiendo, pasé por esa etapa de aprendizaje. Y tuve que hacerme a mí mismo”. En estos momentos, con 33 años, Ricardo tiene más de 160 empleados a su cargo en su empresa Deportae, es conferenciante, escritor con su primera obra Elígete a ti mismo y haz que funcione, youtuber y tesorero de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Málaga. Un malagueño con una gran historia. Que… ¿cómo lo ha conseguido? Nos lo cuenta en esta entrevista para Love Málaga. Sigue leyendo.

Love Málaga:  2008. Nos remontamos a los inicios de este gran proyecto, Deportae. ¿Cómo surge?

Ricardo Llamas: “Deportae fue mi segunda empresa. Antes monté otra iniciativa en 2007 con tres socios. Cometí todos los errores que una persona puede hacer. Fracasé y perdí mucho dinero. Lo pasé fatal. Fue una etapa de discusiones. Pero conocí a Lorena, mi mujer, mi socia al 50 por ciento. Fue curioso porque a los cuatro meses de salir, montamos el proyecto con un ordenador para dos. Con cero euros. Bueno en mi caso, con menos 30.000.  Y a día de hoy, tenemos una empresa con más de 160 trabajadores. Arrancamos en Italia. Tenemos formación Deportae.  Un centro de formación, una red de centros de fisioterapia inaugurada en enero… Y esta es la historia. A base de ilusión, trabajando duro. Más duro que tu competencia. No sólo es el dinero. El dinero acelera procesos, pero no lo es todo”.

LM: ¿Cuál es la diferencia de aquella persona que logra sus metas?

RL: “Sacrificándote el 100 x 100. 24/7, 24/31, si hace falta. Y al final llegas.  La diferencia es que estás asumiendo la responsabilidad plena de tu vida. Cuando tú te eliges a ti mismo, ya sabes que no puedes echarle la culpa a otro. Esa es la mejor estrategia que puedes tomar. Y una vez que tomas la decisión, tienes que saber que nadie te va a regalar nada. No es camino fácil. A partir de ese momento, lo que hay que hacer es trabajar, trabajar y trabajar. Y pensar mucho, eso sí. Yo estoy 24 horas pensando. Soy muy hiperactivo mentalmente. Trabajo mucho en mí y sobre todo, intento no dejarme sueños por cumplir. Intento valorar que me puede quedar poco de vida y que me da igual lo que diga la gente. Yo voy a por todas. Y ya veremos a dónde llego”.

LM: Trabajáis en todas las provincias del país y ahora delegación en Italia.

RL: “Sí, está siendo difícil. Es un proyecto a largo plazo”.

LM:  ¿Cuál es la propuesta de valor de Deportae?

RL: “Nosotros nos dedicamos a actividades infantiles tanto deportivas, de ocio, como de animación. Todo lo que tenga que ver con niños, deporte y ocio es nuestra parcela. Lo hacemos de manera propia. Y todo desde Málaga, desde Pedregalejo. Además Deportae es la primera empresa a nivel nacional de formación de animadores.  Para todos aquellos que quieran ser animadores, trabajar en una ludoteca, en un campamento… Nosotros somos líderes nacionales, formamos a 13.000 personas. Todo desde Málaga. Tenemos nuestra sede aquí y luego nos desplazamos para dar los cursos”.

ricardo llamas

LM: Son cifras sorprendentes. ¿Cómo se llega a esta infraestructura desde Málaga?

RM: “Lorena, es Licenciada en INEF, sus padres también. Ella trabajaba siendo la coordinadora de una empresa que gestionaba empresas extraescolares. Entonces, llegué yo, que siempre he sido muy emprendedor y le dije “vamos a montar una empresa de lo que tú dominas. Tienes contactos y eres especialista”. Al principio, me dijo que ni hablar. Tenía 23 años, apenas nos conocíamos. Y le comenté que se lo pensara una semana. Y que, si me decía que sí, yo lo organizaba. Y como intuirás, dijo que sí y salió el negocio. Pero fíjate, lo que es la vida. Yo de pequeño tuve un sueño de montar algo como de socorrista, relacionado con actividades deportivas. Te lo juro y lo que es la vida. Mira lo que es nuestro negocio al final. Fue como una visión casi. También desde pequeño quería escribir y pensaba que no era capaz. Ahora lo hago. Yo creo que todos somos capaces de todo. Hay que proponérselo y trabajar. Tener coraje y hacerlo”.

LM: ¿Cómo fueron esos comienzos?

RL: “Partía de una experiencia negativa. Perdí dinero, avalado por mi padre. Tenía que devolverlo lo antes posible. Pero cuando tienes 23 años, ¿qué tenía que perder? Ahora ya tenemos niños, colegios, comida, facturas… Ahora sí te lo piensas. Pero antes, si me caía… a levantarse. Es el mensaje que le doy a los jóvenes. Estáis en la edad de reventar el mundo. El mundo es vuestro.  Cuando ya tienes niños, tienes que ser más responsable. Cuando tienes 160 trabajadores, son tu responsabilidad. Si yo no funciono ellos no tienen trabajo. Por eso, ahora debo ser mucho más cauto. Por eso, con 23 años no tenía vértigo. Ahora sí”.

LM: Trabajáis con empresas hoteleras, con ayuntamientos…

RL: “Con cualquier ente tanto público como privado que pueda necesitar una actividad infantil. En Navidad, hemos trabajado con Ikea, El Corte Inglés, Leroy Merlín, Hoteles Barceló, Ayuntamiento de Málaga, Centro Comercial El Ingenio… Nuestro principal cliente es Leroy Merlí tenemos todas sus ludotecas en España”.

LM: Y todo surge con un ordenador compartido…

RL: “Carmen, vivimos tiempos increíbles. La gente no se da cuenta. Nunca ha sido tan fácil emprender. El talento vence al capital. En esta vida solo hay dos motivos por los que la gente no consigue lo que quiere. Uno: te falta conocimiento. Adquiérelo. Estudia. Dos: no trabajas lo suficiente. Si tienes todo el conocimiento y pones el trabajo es imposible que no lo logres. El éxito es democrático. Es constancia. Y confianza en que llegará, trabajando. Yo trabajo 12 horas. Me levanto a las 5 de la mañana y termino a las 5 de la tarde. Trabajo duro y prioridades”.

LM: Priorizar. ¿Se puede llegar a todo?

RL: “Es difícil. A todo no. Pero se puede llegar a muchas más cosas de lo que la gente cree. Mucho más. Hay que diferenciar entre lo importante y lo urgente. Y rodearse de gente mejor que tú. Porque tú solo no puedes hacer todo. Tienes que apoyarte. El tiempo es limitado. Puedes hacer mucho, pero no todo. Si te propones las cosas en serio, lo consigues. Cuando me levanto, programo el día. Veo que tres cosas sí o sí tengo que hacer. Ahora, hay que aprender a delegar. A tener gente a tu lado que trabaje para ti. Eso es lo que consigue el dinero. Más manos trabajando para un mismo objetivo. Compensa”.

ricardo llamas

LM: No paras, Ricardo.

RL: “No. Es que tiene que ser así. Yo escribo y respondo en mis redes sociales. Me gusta. Saco tiempo, programando los domingos las entradas. Tengo el blog, el canal YouTube… me gusta ayudar y si ayudo aunque sea a una persona, ya merece la pena. Yo soy feliz y estoy en la obligación de decirlo.  Las quejas son gratis. La gente hace lo que requiere poco. El mejor consejo que le puedo dar a alguien es asume el 100 x 100 de lo que te ocurra en tu vida y asume que tienes que buscar una solución. Tengas o no la razón. Obviamente, no se puede hacer todos los días, pero inténtalo y mejora. O mejoras, o te quedas donde estás”.

LM: Y esa mejora, te lleva a la acción. A la que llamas la revolución.

RL: “Efectivamente, todo en esta vida se basa en la acción. Tienes que planificar, tener la estrategia correcta y el objetivo definido.  Si no, no llegas a ningún lado. Y a actuar implacablemente, todos los días. Hasta que llegues. Estar al 100 x 100”.

ricardo llamas

LM: ¿Qué pasa cuando emprendes y comienzan a aparecer los monstruos del miedo? ¿Cómo se vencen?

RL: “Hay un proverbio chino que dice “vincúlate con la acción y desvincúlate del resultado”. Los miedos son dudas no resueltas, dice Albert Espinosa y tiene toda la razón. Si tienes miedo a algo, éste se va cuando lo haces. Muestra vulnerabilidad, humanidad. No perfección. La perfección es aburrida”.

LM: Pero, ¿no crees que esta sociedad rechaza al vulnerable o al que muestra vulnerabilidad?

RL: “Porque todo es una mentira. La gente dice si fracaso… ¿qué hago? No pasa nada. A lo que tememos es a que la gente nos vea como un fracasado. Ese es el problema. El que critica es el que no ha conseguido nada. Y llegar a ello es duro, no es para todos. Hay que trabajar mucho. El pasado no existe. La mochila la llevas tú. A la gente se le olvida, le das igual. Todo lo que has hecho te lleva al hoy. Y lo que haces hoy te lleva al futuro. Tú eres lo que haces, esto va de hacer no de hablar. Y luego comunicar, obviamente, transmitir para llegar al mundo”.

LM: Hablas de la sociedad zombie en la que vivimos. Tenemos que cumplir unas expectativas prefijadas.

RL: “La gente no está ni viva ni muerta. Está zombie. Si estás vivo y no haces nada con tu vida, estás peor que muerto. Eres lo que la sociedad decida. Ha llegado el momento de elegirte a ti mismo, tomar la responsabilidad de tu vida. Ser la persona que quieras ser. Y no que te lo diga un gurú. Cuando era pequeño quería ser un lobo de Wall Street con todo lo que conlleva y me di cuenta de que no era lo que realmente quería, eso se lo había comprado a Hollywood. No quiero estar divorciado y no ver a mis hijos. Quiero calidad de vida y elegir yo mi prioridad en la vida”.

LM: Por tanto, se puede mantener el equilibrio entre trabajo, triunfar y tener una familia y no morir en el intento.

RL: “Te doy una primicia de mi próximo libro Inicia tu revolución. Con él quiero que la gente, partiendo de cero, logre todo lo que quiera en la vida. Cambiando todo para conseguir lo que quiera. Y si no estás donde quieres estar, es que no lo quieres realmente. Una parte principal es decidir tu escalera de prioridades. ¿Con qué podrías vivir y con qué no? En esta vida tú decides. Estás donde quieres estar. ¿Qué estás dispuestos a sacrificar? Y elige y no te quejes. Tú eres el dueño de tu vida”.

LM: ¿Estamos acostumbrados  a vivir en una zona de confort sin riesgos?

RL: “Nos han educado así. A tener miedo. Para no poner riesgo a nuestra vida.  La sociedad actual, no funciona así. ¡Arriesga! Ahora tienes todo el poder y no le puedes echar la culpa a nadie. Tienes que dar un paso al frente, ser diferente. En este momento el perdedor es el que se queda en la masa. Todo el mundo se ha acostumbrado a la zona de confort. Es la época de vencer miedos. Hay que crearse, porque si no, te crean otros. Y ser auténticos”.

ricardo llamas

LM: ¿Cuándo decide Ricardo Llamas elegirse, apostar por él?

RL: “Tú tienes que tener una cualidad intrínseca, eso es lo primero. Hubo un día que me elegí a mí mismo. Pero no coincide en el momento en qué monté la empresa. Fue después. Cuando acepté que todo dependía de mí. Yo tuve que evolucionar. Cometí fallos. Me han tenido que perdonar y nunca tiré la toalla. Me creé a mí mismo. Vivimos tiempos increíbles”.

LM: Pero aún seguimos sintiéndonos infelices…

RL: “Sin derecho. En esta vida hay tres pasos: ser, hacer, tener. Si no decides, no haces nada y no tienes nada. Esto va de en quién te conviertes en la vida. Si haces lo que tienes que hacer para ser, lo tendrás al final. Define y haz todo lo que tengas que hacer”.

Ricardo Llamas lee un libro a la semana. ¡No sé cómo lo hace con el volumen de trabajo que lleva! “La mayor motivación que existe es saber que te vas a morir en breve. Por favor, que no tengas que recibir esa noticia, pasar una desgracia… para cumplir sueños”, nos reprime. Yo, después de un fin de semana extraño, por fin puedo decir que me elijo a mí misma. Soy consciente de quién soy, de mi valor y mi manera de creer en las personas. Y en la primera de ellas en MÍ. No importa lo lento que vaya, siempre que no me detenga. Se trata de llegar. Y como explica Llamas, el miedo se va cuando actúas. Si saltas, te mojas. Retar al gigante dormido. Y comenzar una nueva manera de vivir. Creerse capaz de conseguirlo. Apostar por ti.

Apuesto por Málaga. Apuesto por mí. Y tú… ¿apuestas por ti? “Elígete a ti mismo y haz que funcione”.

Love Málaga

Fotografías cedidas por Ricardo Llamas